LoveMark: Marcas que conquistan a sus clientes más allá de la razón

LoveMark: Marcas que conquistan a sus clientes más allá de la razón

Si tu intención es pasar de ser una marca imprescindible a irresistible, el LoveMark podría ser la clave, pues en definitiva conquistar clientes se ha convertido en una exitosa forma de crecer en el mercado.

Durante el 2004, el término Lovemark fue introducido en el mundo del marketing, por Kevin Roberts, CEO de la agencia americana de publicidad Saatchi & Saatch y una de las personalidades más importantes de la publicidad y el marketing de las últimas décadas.

De acuerdo con su libro LoveMarks: The future beyonds brands, una Lovemark es aquella que genera lealtad en sus clientes y consigue establecer lazos afectivos hasta posicionarse en su público por medio de su corazón. Robers plantea que solo podrán subsistir las grandes marcas que han creado una lealtad con su público que va más allá de la razón.

Por su parte, el fundador y CEO de Genwords, Emanuel Peralta explica que “Hay que construir una relación real con el público y demostrar que te importa. Cuando se gana ese amor se ha hecho el trabajo más arduo. El 80% de las decisiones de compra responden a impulsos irracionales”.

Otros factores son la reputación de la marca y experiencia del usuario, dos aspectos fundamentales que pueden hacer de tu empresa la preferida de los consumidores, como ha sido el caso de Apple, Nike y hasta Google. Pero lograrlo va más allá de conseguir adeptos, tu marca debe quedarse en la mente y corazón de las personas.

Ser una Lovemark impide que se pierda alcance cuando tu producto deje de ser una tendencia y te garantiza que no pases de moda con el tiempo. Esto no quiere decir que esta fidelidad se mantenga para siempre, como marca tendrás que actualizarte y permanecer siempre conectada con tus clientes.

Un ejemplo de esto, ha sido la marca de chocolates Nestlé que aprovechó la tradición de regalar dulces por San Valentín. Desde siempre la marca ha trabajado el LoveMark con su publicidad enfocada a regalar su producto estrella “la caja roja” llamando a las emociones de sus consumidores.

Elia Guardiola, experta en marketing emocional, expresó que “Una Lovemark despierta el amor incondicional por la marca, hasta que llega otra y te enamora más.” Basándonos en esa idea, las marcas deben encontrar el factor diferenciador que las destaca ante las demás.

El consumidor siempre espera que su Lovemark le siga enamorando y que cumpla sus promesas. Es por eso que si deseas llevar tu relación con tus clientes al siguiente nivel debes comprometerte y brindarles la mejor experiencia que puedas. ¿Estás listo para conquistar sus corazones?