black seo

Black hat SEO o SEO negativo ¿qué es y cómo evitarlo?

El SEO negativo o black hat SEO son prácticas carentes de ética destinadas a sabotear la posición de la competencia en el ranking de los motores de búsqueda.

Este tipo de acciones pueden ser intencionales o no, el SEO off page no puede ser controlado completamente por su empresa, lo que implica que cualquiera puede linkear su página web con anchor texts que Google penaliza rápidamente como, por ejemplo, los vinculados con la pornografía.

También es cierto que existen muchas formas de generar enlaces y estos pueden terminarse mezclando con los de otra persona. Los métodos más utilizados de SEO negativo que podrían perjudicar el posicionamiento de su sitio web son:

Keyword stuffing: consiste en el uso desproporcionado y poco natural de una palabra clave.

Enlaces de mala calidad: también llamado backlinksconsisten en links que apuntan a su sitio web masivamente y con un contenido que no se vincula con su página.

Hacer SPAM en blogs no moderados o foros: comentar o insertar enlaces de forma masiva en estas plataformas es penalizado.

Generar contenido duplicado: el plagio también es castigado, por eso debe estar atento si su competencia copia su contenido porque es posible que Google lo detecte primero y clasifique el suyo como copia.

Comentarios negativos falsos sobre la marca: es importante controlar los comentarios negativos hacia su marca, así como las reseñas falsas pues puede acarrear penalizaciones y dañar su reputación.

Códigos maliciosos: consiste en emplear palabras como “sexo” “gana dinero fácil”, entre otras para hackear su sitio web.

Trendhim, la empresa danesa de venta de accesorios que tuvo que afrontar un agresivo black hat SEO

La gerente de marketing de Trendhim, Sara López, explicó que en el verano del 2017 se encontró que más de 8000 links con anchor texts relacionados con pornografía enlazaban la página web de Trendhim, dando la impresión que el sitio web era una página pornográfica.

El posicionamiento de Trendhim se desplomó y con él las ventas y el prestigio de la empresa. Las pérdidas fueron de 9400 euros. Haciendo uso de Ahrefs, la empresa filtró los enlaces y creó una lista con todas las páginas spam, la cual enviaron a Google a través de la herramienta de “desautorización” del gigante de Internet.

Acciones como estas pueden costarle muy caro a su empresa por eso es importante conocer cómo defenderse, una forma de hacerlo es el desposicionamiento y como su palabra lo indica consiste en desposicionar un contenido negativo consiguiendo enlaces de calidad hacia su página web y creando contenido nuevo de valor. También es importante contar con el apoyo de una agencia que sepa lidiar con este tipo de situaciones.

A pesar de todo esto, El SEO sigue siendo una de las estrategias más fructíferas y apreciadas por las empresas. Según un estudio emitido a finales del 2017 por la compañía Octos, el 81% de los marketeros describen como exitosa su experiencia al implementar la optimización en motores de búsqueda. De igual manera, señala que el 43% del tráfico web es impulsado por los rankings de los motores de búsquedas.